Saltar al contenido

Miel con limón – dieta y tratamientos naturales.

Miel con limón

Miel con limón – dieta y tratamientos naturales.

Miel con limón

Miel con limón, consumido o limonada es una combinación no solo deliciosa sino también muy beneficiosa para la salud:

Dieta con miel y limón.

Juntos, la miel y el limón ayudan a resolver el problema del peso. Una combinación de estos dos ingredientes ayuda a reducir el colesterol y libera la grasa acumulada en el cuerpo, la quemadura es inmediata. Mezclar una porción de miel con 2 partes de jugo de limón en un vaso de agua crea una bebida saludable que debe tomarse diariamente, dos veces al día, para ayudar a cualquier programa de control de peso.

Tratamiento con miel y limón para resfriados y dolores de garganta.

Ponga el agua en una olla en la estufa y cuando empiece a hervir, ponga el limón en el agua. Deje que hierva durante unos 10 minutos y luego apague el fuego. Después de que el limón se haya enfriado, exprime el jugo y colócalo en un recipiente de vidrio. Agregue unas cuantas cucharaditas de miel y mastique hasta la completa homogeneización. De cuatro a cuatro horas toma dos cucharaditas de esta composición. La escarcha de la garganta desaparecerá y las bacterias responsables de este problema serán destruidas. El limón también cura los resfriados y las virosis debido al rico contenido de vitamina C. Esta mezcla aumenta la resistencia al cuerpo y reduce la duración de la enfermedad.

Tratamiento de miel y limón para el tratamiento del acné.

La miel es un ingrediente natural extremadamente saludable para la piel porque tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias mientras limpia la cara de las impurezas. Combinado con el limón, que a su vez le da brillo a la piel y es rico en vitamina C, esta máscara es extremadamente beneficiosa para la piel del acné, ya que seca los granos y reduce las cicatrices que dejan.

Mezcla de medio jugo de limón con 2 cucharaditas de miel hasta obtener una composición semilíquida. Aplique la mascarilla en la cara y deje que funcione durante 15-20 minutos, luego retírela con agua tibia. Use esta máscara con miel y limón para la cara 3 veces a la semana y disfrute de una piel brillante y aterciopelada.

Tratamiento de miel y limón para enfermedades del hígado.

Mezcla de miel con limón ayuda a mejorar la función hepática. Lavar bien los tres limones. Las cuchillas se secan en una toalla de cocina y se cortan en cubos pequeños, que se colocan en un frasco de 800 g. Se agrega miel de abeja para cubrir los limones enteros. La jarra está herméticamente sellada con una tapa y la mezcla se deja remojar hasta obtener un jugo. Esto puede llevar varios días, dependiendo de la temperatura ambiente. Tome una cucharada de la preparación tres veces al día, media hora antes de las comidas principales.